Un proceso natural

En penumbra yen silencio comienza una labor donde la sal marina es la única invitada. Aquí no tiene cabida ningún otro aditivo, porque solo la sal entiende el arte de la conservación natural. Blanca y cristalina, solo su pureza es capaz de acompañar al sabor del Jamón lbérico. 

 

Que necesita tiempo

Con la maduración en secaderos naturales empieza una labor Iarga, paciente, vigilante. El jamón ibérico va adquiriendo su equilibrio. Aunque coda segundo anuncia nuevos maravillas, se necesitan años de armonía para convertir coda pieza en uno obra maestro.

LAS FASES DEL

PROCESO DE CURACIÓN

Un sabor UN1CO que es fruto de un largo y delicado proceso en el que interviene el tiempo y una elaboración tradicional transmitida de generación en generación.
SALAZÓN

El inicio de todo, una simbiosis entre el jamón y la sal marina. para deshidratar cada pieza de forma natural.

POST SALADO

Un equilibrio entre temperatura y humedad para que la sal se introduzca lentamente en cada pieza, iniciando un proceso que con el tiempo, culminará en una obra maestra

SECADO

El principio de un largo y delicado proceso que se crea en nuestros secaderos naturales, alterando el tiempo y recreando las estaciones.

CURACIÓN

Y la magia del tiempo sobre el jamón para que adquiera sus propiedades tan características de sabor, olor, color y textura